domingo, 6 de mayo de 2007

† DULCES †



Una cajita de música toca una dulce melodía.
Dos seres se despiertan cuando se apaga el foco

Él: ¿Por qué solo puedo besarte en las noches, porque solo puedo abrasar tu dulce cuerpo cuando se va la luz?

Ella: amado ser de azúcar, déjame marcarte el ritmo que bailaremos

Él: como me gustaría ser la luz de tus hermosos ojos ante esta oscuridad, agarra mí mano y no temerás a nada, llévame a la pequeña pista de baile que habita en nuestra imaginación y bailemos el gran tango.

Ella: Amor mió en esta noche, donde nuestros cuerpos están pegados, déjame mostrar mi entrega total hacia ti.

Él: mírame a mis ojos amada mía y dame el más profundo beso que me ayas dado, no me dejes de besar, jamás dejes de besarme.

Ella: acaricia mi rodilla y desliza tu mano hacia mi más profundo sentimiento, hazme tuya esta noche, que pudiese ser la última, hazme tuya para toda la eternidad.

Él: en presencia del anillo que pronto rodeara tu dedo, me hinco ante la más hermosa criatura que han contemplado mis ojos de color artificial, déjate ser mi esposa por todas las noches más, déjame ser tu amado por cada vez que salga la luna y déjame ser tu guardián por cada vez que salga el sol.

Ella: ya no puedo resistir más, bello muñeco, el más precioso de todos, hazme tuya por toda la oscuridad, hazme el amor, hazme el mayor ritual concebido por el sentimiento y nuestra verdad.

Él: Te amo, pronto saldremos de este lugar, muy pronto.

Ella: ¡¡¡amor!!!! ¡¡¡¡Amor!!!, el gigante de colmillos viene para acá, escucho su ladrar, tengo miedo mucho miedo.

Él: nada nos pasara, te protegeré con todas mis fuerzas.

(Segundos después)
Lárgate maldito ser, cierra esa boca babosa no nos aras daño, deja de emitir esos sonidos diabólicos cállate, cállate.

Él se detiene y la pareja se queda paralizada puesto que el gigante esta por agarrar a uno de los dos, los dos quietos, hasta que el gigante decide devorar a él.

Él lucha y lucha por salir del enorme y sucio hocico del gigante…. Segundos más tarde logra salir del hocico pero mutilado de un brazo, Ella llora y trata de curar la herida del brazo que ya no esta, en esa acción Ella es devorada por el gigante.

Lo único que queda por hacer a Él, es escuchar como el gigante mastica a su amada, se escuchan fuertes crujidos de los dientes que hacen contacto con el azúcar.

Así acaba esta triste historia de amor.

El queda paralizado porque el foco de arriba ha sido prendido nuevamente.


EL PERRO SE ALEJA DE LA TAZA EN DONDE ESTABAN LOS MUÑEQUITOS DE AZUCAR QUE ADORNARIAN EL PASTEL PARA LA FESTIVIDAD, LA COCINERA AGARRA AL MUÑECO DE AZUCAR QUE ESTA MUTILADO DE UN BRAZO, COMO VE QUE ES INSERVIBLE Y ELLA ES GOLOSA DECIDE DESFRAGMETRALO CON SUS DIENTES HASTA COMERLO.
Y POR ÚLTIMO LA COCINERA DICE “QUE MALA SUERTE, MAÑANA IRE A COMPRAR MÁS”

2 comentarios:

the tear dijo...

Cosas que suceden en la vida cotidiana, a cada minuto, a cada segundo, en todo instante. La maldita vida así es y si quieres escapar debes liberarte primero.
Saludos.-

the tear dijo...

es the darkside17.blogspot.com